Antecedentes

El antecedente mas antiguo consta del año 1938, en la Terapéutica Biológica de Gaston Lyon, que indica un procedimiento que consiste en obtener de la vena sangre y reinyectarla inmediatamente en el tejido muscular o subcutaneo.

En el año 1984 el Premio Nobel Danés Niels K. Jerne realiza experimentos “in vitro” que establece que en ciertas condiciones el sistema inmune se vuelve en contra del propio cuerpo que debería de proteger y esto provoca que se generen anticuerpos que atacan al organismo, causando las llamadas enfermedades autoinmunes.

 

Niels K. Jerne, born 23rd December 1911, London

Premio Nobel en Psicología o Medicina 1984

En el curso de las investigaciones sobre Fusión Celular o Nueva Ingeniería Genética realizadas por el Dr. Jorge González Ramírez, encontró que con frecuencia, las debilidades del sistema inmune juegan un papel preponderante en el funcionamiento decadente o insuficiente de algunos órganos, por lo que también se dio a la tarea de investigar la forma de superar las causas que originan las enfermedades autoinmunes.

Basado en los descubrimientos de Niels K. Jerne, quien demostró que el daño en las enfermedades autoinmunes es causado por la presencia de autoanticuerpos en todo el sistema sanguíneo;  el Dr. Jorge González Ramírez  determino que era estrictamente lógico aprovechar la propia sangre del paciente para usar los propios autoanticuerpos como verdaderos antígenos y así estimular su sistema inmune para que produzca anticuerpos normales que destruyan a los autoanticuerpos.

A finales de la década pasada perfecciono el procedimiento, mediante un tratamiento elaborado que se prepara con sangre del paciente en una solución salina  especial e inocua, a la que se separa los autoanticuerpos de los glóbulos rojos y se somete a un choque térmico que convierte al autoanticuerpo  en antígeno. Este tratamiento contiene los autoanticuerpos convertidos  en antígenos que producen las enfermedades  autoinmunes; por lo tanto al aplicar el tratamiento, el organismo produce anticuerpos normales logrando entonces sanar al paciente. Este tratamiento lo denomino Autohemoterapia.

Médico y Doctor en biología celular, quién dedicó su vida a la investigación en biomédicas de la UNAM, dentro de sus trabajos más reconocidos son la autohemoterapia y la fusión celular sin rechazo, hijo del Dr. Ignacio Ramírez, hematólogo y exdirector de la facultad de medicina, quién está enterrado en la rotonda de los hombres ilustres.

Dr. Jorge González Ramírez

Mexicano 1926-2008