Autohemoterapia: beneficios en la salud

La autohemoterapia es una gran alternativa y apoyo al combate de algunas enfermedades crónicas y dolorosas. Mucha gente que sufre dolores recurre a técnicas alternativas para buscar aliados que le permitan mejorar su calidad de vida.

Si llevas muchos años luchando contra la diabetes, alergias, acné, asma, artritis y lupus, la autohemoterapia puede ser el complemento ideal al tratamiento que tu médico te ha dado.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de la autohemoterapia?

Beneficios de la autohemoterapia

Beneficios de la autohemoterapia

  • El principal beneficio de la autohemoterapia es que es natural y, por lo tanto, no tiene efectos secundarios.
  • Tu propio cuerpo es usado para protegerte, por lo que no hay posibilidad alguna de que esto te haga daño.
  • No tienes que comprar medicinas. Si sufres de alguna enfermedad, sabes la angustia que representa comprar medicinas. Y más cuando su precio se eleva.
  • Tu propia sangre no cuesta, así que olvídate de las fluctuaciones de los precios del mercado.
  • La autohemoterapia ayuda a combatir enfermedades, pero también a prevenirlas. El objetivo de la autohemoterapia es mejorar tu sistema inmunológico.
  • Tener un buen sistema inmunológico es una gran ventaja para combatir enfermedades, pero también es muy importante para prevenir el desarrollo de nuevas enfermedades.
  • La autohemoterapia, al ser una técnica de impacto global en el sistema inmune, tiene beneficios globales.
  • No es una terapia focalizada a una enfermedad, sino más bien como un tratamiento auxiliar para varias enfermedades que se combaten con un buen sistema inmunológico como diabetes, alergias, acné, asma, artritis y lupus.

Autohemoterapia, beneficios y desventajas

Algunas desventajas de la autohemoterapia

  • Al ser un procedimiento basado en el mejoramiento del sistema inmunológico, la autohemoterapia es un proceso lento.
  • Esta falta de velocidad puede causar desesperación en la gente que sufre enfermedades dolorosas.
  • La autohemoterapia es un proceso auxiliar. Por esto, debe ser un tratamiento auxiliar y, por sí misma, no es la única forma de combatir estas enfermedades. Por lo que, si estás enfermo, tendrías que sumar un tratamiento más a los que ya realizas.

Los beneficios de la autohemoterapia